literatura

Dante Alighieri en 10 frases

Posted on Actualizado enn

CZA228926¿Quién no ha oído hablar de La Divina Comedia? Dante Alighieri es el autor de la que está considerada como la obra maestra de la literatura italiana y una de las cumbres de la literatura universal. Nació en Florencia el 29 de mayo de 1265 y no dudó en participar en las luchas políticas de su tiempo.
Escribió diferentes documentos en latín sobre literatura, filosofía y política, en los que defendía la necesidad de la separación de la Iglesia y el Estado. Conozcamos  ya a este oscuro escritor a través de 10 de sus frases célebres:

Leer el resto de esta entrada »

Howard Phillips Lovecraft en 10 frases

Posted on Actualizado enn

Howard_Phillips_Lovecraft

Recitaba poesía a los dos años, leía a los tres y empezó a escribir al cumplir los seis. Howard Phillips Lovecraft es considerado uno de los grandes referentes de la literatura del terror y la ciencia ficción. Capaz de innovar como pocos, Lovecraft consiguió aportar una mitología propia al cuento del terror (los mitos de Cthulhu) y convertir su obra en un clásico del horror cósmico, introduciendo elementos de ciencia ficción a sus relatos. Conozcamos a este macabro autor -que también cultivó la poesía, el ensayo y la literatura epistolar- a través de diez de sus frases célebres:

Leer el resto de esta entrada »

Conoce a C.S.Lewis, fundador de Narnia

Posted on

 

Imagen

Luisa Fernanda Giraldo

Clive Staples Lewis fue un medievalista, académico, locutor de radio y escritor irlandés. Nació en Belfast el 29 de noviembre de 1898 en el seno de una familia cristiana. Sus padres eran Flora Augusta Hamilton, hija de un pastor anglicano, y Albert James Lewis, abogado de ascendencia galesa.

Lewis era conocido desde niño por sus allegados como Jack, nombre que adoptó poco después de que su perro Jacksie muriera atropellado. Desde muy joven mostró un gran interés por la literatura, creció rodeado de libros y pronto comenzó a inventar junto a su hermano Warren esos universos fantásticos que tan famoso le hicieron.  Luchó en la Primera Guerra Mundial y estudió lengua y literatura griega y latina en la Universidad de Oxford, donde conoció a una de las influencias más importantes de su vida: J.R.R. Tolkien, el famoso autor de El Señor de los Anillos.

La religión fue un elemento determinante tanto en su vida como en su obra. A pesar de ser educado por padres creyentes, cuando era joven renegó del cristianismo y se manifestó ateo con lemas como: “Si Dios hubiera diseñado el mundo, no sería un mundo tan frágil y defectuoso como lo vemos”.  Alrededor de los 30 años, influenciado por el propio Tolkien, recuperó su fe y se transformó en uno de los apologistas cristianos más importantes de la época. “Entré al cristianismo pateando y gritando. Era el converso más desanimado e indispuesto de toda Inglaterra”, dijo en alguna ocasión.

En 1956 se casó con la poeta Joy Gresham, que había sufrido un proceso espiritual muy parecido al de su marido: provenía de una familia judía, pero se consideró atea hasta que en 1946 tuvo una experiencia religiosa. Gresham estaba casada desde los 27 años con  un alcohólico y mujeriego compulsivo, con el que tuvo dos hijos. Lewis y la poeta iniciaron su relación por carta, y tardaron más de un año en verse por primera vez. Tres años después Gresham fallecía víctima de un cáncer óseo y tres años después lo haría su marido. Antes, el famoso escritor creó la obra Una pena en observación,en homenaje a la pérdida de su amada.

C.S. Lewis es conocido por su obra Las Crónicas de Narnia, una colección de siete tomos de fantasía juvenil en la que incorpora enseñanzas religiosas mediante metáforas. Además, destaca por su Trilogía espacial, compuesta por novelas de ciencia ficción. También escribió sátiras como Cartas del diablo a su sobrino y libros de cristianismo como La abolición del hombre.

 

 

El resurgimiento del gótico en la sociedad actual

Posted on

Blanca Mazo García

Gótico. Una palabra polisémica con la que podríamos estar refiriéndonos al estilo arquitectónico de una catedral o bien a una tribu urbana. A todos nos suena el estereotipo del típico rarito del instituto que viste de negro y se maquilla como si ya hubiera pasado a mejor vida. En pocas palabras, podríamos definir a los góticos como aquellos que pueden apreciar la belleza en cosas que aparentemente no parecen bellas a la mayoría. Tienen un estilo muy definido en cuanto a literatura, música y ropa, y normalmente llaman la atención entre la multitud.

Durante los últimos años hemos podido ver como esto del “gótico” se ponía de moda de repente, cada vez veíamos más ropa con encaje negro o estampados de calaveras, pasando incluso por la estética heavy. Este verano me sorprendía ver que se vendían camisetas con el logo de Metallica en Bershka, una tienda aparentemente “normal”. Sin embargo, parece ser que lo único “gótico” que está o estuvo de moda es la estética. ¿Podría deberse al “boom” vampírico que se inició tras el estreno de la saga Crepúsculo? Espero que no, pero me temo que así es. Como decía, parece ser que la estética se ha extendido y muchas personas hoy en día visten prendas que podrían ser consideradas cercanas al estilo gótico o siniestro, pero ahí queda la cosa, ni la forma de pensar ni la literatura ni la música de este estilo llegan a las masas.

En el caso de la música, creo que es principalmente por lo lejana que está a los cánones actuales. En cualquier caso podríamos hablar de distintas vertientes dentro de la música gótica, y desde mi punto de vista, como gótica desde mi adolescencia, creo que gran parte de ellas son demasiado “siniestras” y complejas para el oído público. La definición de “gótico” dentro de la música aparece por primera vez en la canción “gothic” de Paradise Lost. En esta canción, considerada la primera canción perteneciente al género llamado gothic metal, podemos encontrar elementos de distintos subgéneros del heavy metal mezclados con otros elementos, como por ejemplo la voz lírica de una soprano que canta en registro operístico. El gothic metal incorpora teclados con melodías melancólicas, y además en muchos casos podemos encontrar la combinación de una voz femenina dulce y aterciopelada con otra voz de hombre que canta con una voz desgarrada, como si fuera una bestia, de ahí que se dotase a esta técnica con el nombre “la bella y la bestia”.

También podemos considerar propios de la escena gótica otros géneros musicales, como el metal sinfónico, que incorpora arreglos orquestales y voces operísticas a la base típica del metal. Por otro lado, surge una pregunta: ¿qué escuchan los góticos cuando van a una discoteca? Aquí es donde entran en juego otras vertientes musicales también  consideradas de estilo gótico, como podrían ser el industrial metal, que incorpora elementos de la música electrónica, o el electropop/synth pop al más puro estilo de Depeche Mode. Hay una gran variedad dentro de la música que escucha la gente considerada gótica, y a su vez esta música se mezcla con otros estilos dentro del género del metal.

Algo parecido ocurre con la literatura. En general, los góticos se ven atraídos por la literatura del Romanticismo. Encuentran su fuente de inspiración en la poesía de Baudelaire o el componente macabro de los relatos de Poe. Los escenarios preferidos son bosques desolados y misteriosos, mansiones lóbregas y en ruinas o monasterios abandonados. También tiene gran importancia la figura del vampiro (no el vampiro adolescente que se las da de príncipe azul, si no el vampiro que realmente asesina para sobrevivir y se tortura por ello) o las historias de fantasmas, las apariciones, los espectros y el más allá.

En mi opinión, la música gótica no se ha filtrado en la sociedad tan fácilmente como la estética debido a su complejidad tanto de sonido como de temática. No es música fácil de escuchar y tampoco te libera de las preocupaciones del día a día. Es música que expresa ese sentimiento de melancolía o tristeza y que mediante sus letras te hace reflexionar sobre la existencia, la muerte o el dolor. Respecto a la literatura, soy consciente de que hay muchos amantes del género literario del que he hablado, pero creo que no es algo extendido y la mayoría no puede apreciar el encanto de estas historias oscuras en las que podemos llegar a encontrar un punto de locura. Al igual que lo que ocurre con la música, no es fácil leer esas temáticas tan melancólicas y a veces macabras, que llegan a lo más profundo y nos enseñan esa parte oscura de nosotros mismos que no sabíamos que existía.