Desigual

Los Reyes Magos son los chicos de Desigual

Posted on Actualizado enn

Marina Miján

La empresa española productora de ropa con sede en Barcelona, caracterizada por los diseños de almazuela y estampados de colores vivos, Desigual, ha vuelto a ser esta semana el centro de atención.

Lejos de desnudar a los asistentes como en ediciones anteriores, la marca ha querido modificar ligeramente las condiciones del evento: cita inolvidable para los amantes de la moda y seguidores de la firma.

Quizás conmovidos por las bajas temperaturas, los de Desigual han querido hacer un guiño a los participantes. En esta ocasión, como viene siendo costumbre, nadie se ha tenido que quedar en ropa interior para poder conseguir el premio (100€ de regalo para los 100 primeros), bastaba con llevar puesta una prenda de la marca. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

¡Desigual me despelota!

Posted on Actualizado enn

Raquel Fabiola Zúñiga Simón

¿Perdone, para qué están haciendo cola? Preguntaban algunos curiosos a las 20:30 de la tarde a ciertos jóvenes que formaban cola a la puerta del Desigual de la emblemática calle de Preciados en Madrid la noche del 6 de enero. No es la primera vez que la marca de ropa me viste, sí, literalmente. Este evento es ya costumbre desde 2010 cuando nos retaban a que a los 100 primeros que entrasemos a la tienda en ropa interior, nos obsequiarian con una parte de arriba y una de abajo ¡totalmente gratis!

Después de una noche entre mantas cartones, risas, tonterías, pasar lista como en el colegio, ligoteos y buen royo, amanecía en la capital y todos arriba recogiendo el chiringuito para prepararse. Eso sí, esta vez se ha notado más el “fresquiviris mañanero” y es que a las 08:45h a más de uno se le empezaron a congelar algo más que las ideas…

El nerviosismo comenzaba entre los últimos de la fila, que discutiendo querían formar parte de aquellos 100 que entrarían a la tienda a marcarse su modelito Desigual.

Con un buen chocolate con churros, comienza el baile de prendas, los exhibicionismos de curvas y las oportunas fotos que este evento genera… no todos los días la gente va semidesnuda por la calle. Los flashes saltan, las entrevistas y el pistoletazo final: entrar a la tienda a por tu prenda favorita y sobre todo de tu talla.

El resultado no podía haber sido mejor: en mi caso, abrigo verde (169 euros) y jeans básicos oscuros (69 euros) y todo por mostrar palmito… Y tú qué, ¿te atreves la próxima vez? Por experiencia personal, recomendable y totalmente adictivo!