Mil puntos de vista

Entre cuatro paredes de pladur ¡Socorro!

Posted on Actualizado enn

Raquel Fabiola Zúñiga Simón

Buenos dias/noches/tardes lectores de este Blog en el que tengo el placer de soltar aberraciones de vez en cuando.

Llega un momento en la vida de una joven, (mierda acabo de recordar que en un mes cumplire 24…un minuto de silencio por favor), en la que se tiene que replantear cambios, salir de la zona de comfort… y me direis oh,oh,oh! pero Raquel, tú ya has salido de la zona de comfort, andas perdida haciendo que trabajas por aquellas tierras britanicas… Pero nunca es suficiente! cuando una encuentra casa decente, trabajo decente y marido decente (bueno esto ultimo sigue en tareas pendientes) lo que necesita es mejorar sus circustancias, y para eso tuve la brillante idea (maldito momento, seguro que se me ocurrio en algun bar…) de cambiarse de casa a algo que contenga ls siguientes inicuales CCN (cozy,cheap and near to my fucking job) el bueno bonito y barato de toda la vida… Y para llevar a cabo esta nueva aventura me he dado cuenta de que tengo que tener en cuenta varias cosas. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Visita temática en el Museo del Romanticismo: “Morir en el siglo XIX”

Posted on Actualizado enn

Bianca Tenebre

Me gustaría relatar hoy mi experiencia en una de las visitas temáticas guiadas que ofrece el Museo del Romanticismo. Mi intención principal es describir parte del amplio, pero oculto, panorama cultural gratuito madrileño, y recordar a todos los madrileños que, aunque haya que buscar con ahínco, hay muchas actividades gratuitas de este tipo de las que una sale más feliz que una perdiz y sintiéndose un poco más sabia.

La visita temática de la que he podido disfrutar hoy se llama “Morir en el siglo XIX”, por el título se puede deducir gran parte del contenido. Los guías del museo han conseguido, con gran éxito, relacionar el concepto de la muerte en el siglo XIX con distintos temas que se podían encontrar en el museo. Esta visita temática, de la que solo era posible disfrutar en tres ocasiones, surge como “homenaje” al Día de Difuntos, festividad que tenemos muy reciente y que está directamente relacionada con la temática de la visita. Para poder realizar esta actividad era necesario reservar previamente pues las plazas eran limitadas. Leer el resto de esta entrada »

Si crees que vas a la moda, ¡mírate al espejo!

Posted on

Raquel Fabiola Zúñiga Simón

Una de las mejores formas de pasar las horas muertas en recepción, si me dejan de dar por el culo los clientes, es escribiendo sobre un tema que últimamente me inquieta.

Después de la VFW (Vogue Fashion Week, incultas!) en Londres, también realizada en las ciudades más tops europeas, a la que obviamente se va a por champagne y a participar en concursos de cuantiosos premios, he llegado a la conclusión de que cada vez, incoscientemente, tenemos menos personalidad a la hora de vestir. Puede resultar algo irónico, por aquello de que cada uno es diferente y tiene su estilo, pero en realidad todos estamos influenciados.

Quién es alguien para decir lo que tengo que llevar, o lo que me queda bien o mal? Lo importante es sentirse bien consigo misma, a gusto, cómoda, sexy, divertida… reflejando básicamente tu estado de humor o tu personalidad. Ese es el secreto. Y qué pasa si supuestamente todas nos sentimos bien con el mismo tipo de ropa, realmente te gusta como te queda, o cómo le queda a Cara Delivagne? Es en éste punto donde tienes que replantearte lo que realmente quieres reflejar, pero recuerda, la ropa que llevas cada mañana es un espejo al mundo, es tu carta de presentación.

Y es esa una de las cosas que me gusta de Londres, que nadie va a estar juzgando si vas con pantalón de cuadros y gorro, si luces como tu abuela cuando era una chavalilla, o sencillamente te has puesto unas medias, una falda de tablas y te has teñido el pelo de rosa asemejandote a tu otaku favorita.

¿Por qué se ha perdido eso? La esencia de la moda, crear tu propio mundo, cogiendo tendencias, creándote a ti misma…

A lo mejor deberíamos cambiar nuestra forma de pensar respecto a la moda, ciertamente hay gente que hace que parezca fría y estereotipada, pero la verdadera esencia es inspirar, descubrir y crear, y formar parte de eso es sencillamente maravilloso.

Ya llevo nueve horas de turno, y como ninguno de vosotros va a venir a cubrirme el turno, os abandono, hasta nuevo aviso, feliz de volver a teclear para vosotros.

Retransmitiendo con cariNo (la ene, madafackas!).

Versos para la resignación III

Posted on

David Hernández Martínez

Aquel país

Somos el país del puedo y no quiero

De la resignación como cima

Y de los fantasmas del pasado.

Somos tantos héroes sin estatua,

La seguridad de ceder el control

Y la libertad del que dirán.

 

Somos infinidad de banderas,

Unas cuantas ideas con distinto nombre.

Modas y tradiciones en lucha.

Somos la pasión y la sangre,

El luto entre sonrisas

Y la esperanza crucificada en fe.

 

Somos apellidos y no valentía.

Hemos llevado el yugo,

Pero nunca pusimos la guillotina.

Somos un mapa inacabado,

El puerto de entradas y salidas

Y pocos sueños realizados.

 

Somos la justicia de la envidia

Son de otros las responsabilidades,

Nuestra es la hipocresía.

Somos mezcla rara de derecho y deber,

Refugio de convencionalismo y envidia.

Anochecer y nunca amanecer.

 

Somos un país de carne y huesos,

Donde se rompe el alma y el corazón

Por culpa de los que no entendieron:

Ni un verso ni la razón.

Por culpa de los que nunca levantaron

El puño y la voz.

 

 ¿Con ganas de leer más? Síguele en twitter.

Versos para la resignación II

Posted on

David Hernández Martínez

El amanecer es vuestro

A los llamados inconformistas

Tachados de rebeldes y radicales.

Los mismos que toman las calles,

Que algunos pisaban como sólo suyas.

A los que creen en el cambio

Y dibujan su propio futuro.

Los que borran de su frente el temor

Y se atreven a escribir otro destino.

A los proscritos como idealistas

Que no pusieron la otra mejilla.

Los que no rindieron su esperanza

Ni abdicaron ante amenazas.

A los que firmaron sus nombres

En el anonimato de las multitudes

A vosotros os pertenece el amanecer.

 ¿Con ganas de leer más? Síguele en twitter.

Versos para la resignación I

Posted on Actualizado enn

David Hernández Martínez

 

Yo seguiré escribiendo

Gritad e insultad

Que yo seguiré escribiendo.

Jugáis con el miedo y la vida

Golpeáis cualquier esperanza

Convertís el engaño en verdad

Intentáis acabar con nuestra lucha

Manejáis el hilo de lo legítimo y lo legal

Gritáis y pregonáis

Pero yo seguiré escribiendo.

Inventáis nuevos enemigos

Juzgáis día a día a la libertad.

Os protegéis de los ciudadanos

Blindáis las calles y las palabras

Mientras falláis en vuestros disparos

Yo seguire escribiendo.

Gritad y empezad a llorar

Cuando vuestra fuerza se desvanezca

Y el poder lo tomen los perseguidos.

Cuando vuestros santos caigan

Y los inocentes tomen el futuro.

Cando vuestras imágenes ardan

Mientras iluminan nuestro destino.

Cuando, por primera vez, tiemble vuestra mano

Yo escribiré con más fuerza.

¿Con ganas de leer más? Síguele en twitter. 100% recomendado!

Sobre las almas gemelas

Posted on

Blanca Mazo García

Hoy me gustaría hablaros de una gran poetisa que descubrí hace algunos años y que me sorprendió muy gratamente. Se trata de Elizabeth Barrett Browning. Me fascinó la sencillez y dulzura que expresaban sus palabras, esa inocencia con la que escribía sobre el amor. Fue entonces cuando empecé a investigar sobre ella y su historia, y lo que más me intrigaba, su vida amorosa. Al empezar a investigar descubrí que la mayoría de los poemas que había leído y que tan dulces me habían parecido, iban dirigidos a su marido, y ahí vino la gran incógnita para mí: una mujer victoriana que se casa realmente enamorada y cuyo amor permanece durante los años. Hasta entonces la poesía a la que yo había tenido acceso era en su mayoría de autor masculino, y la poesía amorosa en general me parecía muy pomposa y llena de adornos, demasiado recargada y artificial para mi gusto, obviamente hay excepciones, pero hablo generalizando mucho. Elizabeth Barrett Browning sonaba a algo distinto en mis oídos, su amor me parecía sincero y no tardé en buscar a diestro y siniestro la historia de amor que había inspirado tan bellas palabras y que ahora os relataré lo mejor que me permita mi capacidad de narradora.
Elizabeth Barrett Moulton-Barrett nación en Durham, Inglaterra, en 1806. Fue una gran lectora desde muy pequeña, también fue autodidacta y a la tierna edad de 10 años ya había leído las historias de Grecia, Roma e Inglaterra y gran parte de los clásicos. Antes de alcanzar la edad adulta enfermó, no se sabe exactamente de qué, pero debido a su enfermedad pasó la mayoría del tiempo dentro de casa sin poder viajar o realizar actividades de exterior, además su padre prohibió que su hija recibiera visitas por miedo a que empeorase. Se cree que fue en ese momento cuando Elizabeth empezó a escribir sus poemas. En 1844 se reunieron todas sus pequeñas creaciones en el libro titulado simplemente “Poemas”. Un buen día, este libro cayó en manos de Robert Browning, un oscuro poeta inglés, que se vio conmovido por la bella obra de la joven Elizabeth hasta tal punto que decidió escribirle una carta. “Adoro sus versos con todo mi corazón, querida miss Barret… así como la amo a usted…”, cosas como esta le decía Robert Browning a Elizabeth en su carta, la joven dama no pudo resistirse a las halagadoras palabras de Browning y así fue como empezaron una relación por correspondencia. Al poco tiempo Robert le comunicó que quería conocerla, pero como se ha mencionado antes, tanto los médicos como el padre de Elizabeth le habían prohibido recibir visitas. Browning no cedió y le dijo a Elizabeth que entendía que su salud era frágil, pero los médicos no podían prohibirle pasear con su prometido. Ante estas palabras, Elizabeth no pudo negarse y durante el encuentro acordaron que se escaparían y se casarían en Italia. Su padre nunca la perdonó, y por muy feliz que Elizabeth fuera junto a su amado Robert, la traición a su padre siempre la atormentó. Elizabeth murió en Florencia en 1861 debido a la enfermedad que sufría desde su juventud, y allí fue enterrado su cuerpo, pero su alma permanece viva tanto en sus creaciones como en las de su amado esposo.
Si en algún momento dudasteis del amor, leer los versos de la angelical Elizabeth os ayudará, ella puede resucitar los sentimientos del corazón más escéptico. Espero que esta historia de amor os inspire, como me ha inspirado a mí desde el día que la conocí, pues los versos de Elizabeth no podrían ilustrar mejor el sentimiento. Os dejo aquí uno de los poemas que a mi entender refleja mejor lo que Elizabeth representa, dejad que su historia de amor viva una vez más a través de las palabras.

Cuando nuestras dos Almas.
When our two souls, Elizabeth Barret Browning.

Cuando nuestras dos almas se alzan firmes,
cara a cara, silenciosas, dibujando intimidades,
hasta que la extensión de nuestras alas se quiebra,
lacerando cada recodo, quemando cada curva.
Entonces ¿qué amargura de la tierra puede opacarnos
sin que en el otro encontremos eterno consuelo?
Piensa que, escalando alto, los ángeles nos contemplan;
deseando derramar una dorada, una perfecta melodía
sobre nuestro abismal y querido silencio.
Demoremos nuestros pasos por el mundo, amado mío;
huyendo del humor inestable de la humanidad
que aisla cruelmente a los puros espíritus.
Hagamos juntos un sitio donde permanecer de pie,
donde la felicidad de las horas sea amarnos por un día,
rodeados por la Oscuridad como única compañía.