Versos para la resignación III

Posted on

David Hernández Martínez

Aquel país

Somos el país del puedo y no quiero

De la resignación como cima

Y de los fantasmas del pasado.

Somos tantos héroes sin estatua,

La seguridad de ceder el control

Y la libertad del que dirán.

 

Somos infinidad de banderas,

Unas cuantas ideas con distinto nombre.

Modas y tradiciones en lucha.

Somos la pasión y la sangre,

El luto entre sonrisas

Y la esperanza crucificada en fe.

 

Somos apellidos y no valentía.

Hemos llevado el yugo,

Pero nunca pusimos la guillotina.

Somos un mapa inacabado,

El puerto de entradas y salidas

Y pocos sueños realizados.

 

Somos la justicia de la envidia

Son de otros las responsabilidades,

Nuestra es la hipocresía.

Somos mezcla rara de derecho y deber,

Refugio de convencionalismo y envidia.

Anochecer y nunca amanecer.

 

Somos un país de carne y huesos,

Donde se rompe el alma y el corazón

Por culpa de los que no entendieron:

Ni un verso ni la razón.

Por culpa de los que nunca levantaron

El puño y la voz.

 

 ¿Con ganas de leer más? Síguele en twitter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s