Los mejores extractos de 1984

Posted on

1984 es una novela política de ficción distópica escrita por George Orwell. En ella se introducen los conceptos del omnipresente y vigilante, Gran Hermano o Hermano Mayor, de la ubicua policía del pensamiento y de la neolengua.

Muchos analistas detectan paralelismos entre la sociedad actual y el mundo de 1984, sugiriendo que estamos comenzando a vivir en lo que se ha conocido como sociedad orwelliana.

Aquí te dejamos los mejores extractos de la novela:

– Somos vigilados por el Gran Hermano, él todo lo ve, todo lo sabe, todo lo crea, inclusive nuestra naturaleza humana y la realidad que percibimos de nuestro mundo. ¿Te atreves a pensar? ¿Te atreves a ser una persona con capacidad de analizar y dar argumentos de tu sociedad? Quizás eso no te convenga, a menos que quieras sufrir de la tortura pura, del más vil y grotesco sufrimiento realizado por el partido para controlarte. Nunca antes el poder había estado más manifestado en el dolor, en el sufrimiento que en esta historia, donde Winston debe aprender a que 2+2, algunas veces es 3 ó 5, o a veces son al mismo tiempo 3, 4 y 5.

– ¿Cómo saber lo que realmente ha pasado en el pasado? ¿Cómo dudar de lo que dicen de nuestros antepasados? Cuando la memoria falla y los testimonios escritos son falsificados, el Partido puede alterar fácilmente nuestra realidad y condiciones de vida humana, creando condiciones de vida ‘estables’ fundadas en el odio, el miedo y la crueldad; finge con estadísticas que la situación va mejor, aunque esto no sea cierto.

– Winston, nuestro protagonista, se caracteriza por ser una persona muy racional y estar en contra del sistema que maneja el Gran Hermano, sufrirá un gran cambio a través del dolor, comprenderá que la cordura es cuestión de estadística, que sólo hay que aprender a pensar como ellos. Es así como somos testigos de que nosotros para el Gran Hermano somos: nada.

– Todos los dirigentes en todas las épocas han intentado imponer una visión falsa del mundo a sus seguidores.

– Te digo, Winston, que la realidad no es un fenómeno externo. La realidad existe en la mente humana, y en ningún otro lugar. No en la mente individual, que puede cometer errores, y que en cualquier caso es perecedera: sólo en la mente del Partido, que es colectiva e inmortal. Lo que el Partido sostiene como cierto, es cierto. Es imposible ver la realidad excepto a través de los ojos del Partido.

– El Partido busca el poder enteramente por el poder mismo. No estamos interesados en el bien de los demás; estamos interesados solamente en el poder. No en la riqueza o el lujo o en una larga vida o en la felicidad: sólo en el poder, el poder en estado puro. Ahora entenderás lo que significa el poder absoluto. Somos diferentes de todas las oligarquías del pasado, porque sabemos lo que estamos haciendo. Todas las anteriores, incluso las que más se nos parecen, fueron cobardes e hipócritas.

– Ahora sabemos que nadie toma el poder con la intención de entregarlo posteriormente. El Poder no es un medio; es un fin en sí mismo. Uno no establece una dictadura para salvaguardar una revolución; uno hace la revolución para imponer la dictadura. El objetivo de la persecución es la propia persecución. El objetivo de la tortura es la propia tortura. El objetivo del poder es el poder.

– El propósito de la Neolengua no era sólo proporcionar un medio de expresión para la visión del mundo y los hábitos mentales propios de los fieles al Ingsoc, sino hacer cualquier otra forma de pensar imposible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s