Conoce a Juan Gelman

Posted on Actualizado enn

María Dolores López Franco

images

Hoy es el turno de conocer al recientemente fallecido Juan Gelman, uno de los poetas y periodistas más reconocidos de habla hispana. A la edad de 8 años, el argentino empezó a escribir sus primeros poemas de temática amorosa. La revista Rojo y Negro le publicó un poema suyo cuando tenía 11 años.

A los 15 años, pasó a formar parte de la Federación Juvenil Comunista. Ingresó a la universidad de Buenos Aires para estudiar la carrera de química pero al poco tiempo la abandonó para dedicarse exclusivamente al mundo de la poesía. Junto con otros jóvenes comunistas formó el grupo El pan duro, donde escribían una poesía popular y comprometida. Gracias a la cooperativa montada, en 1956, el grupo editó su primer libro Violín y otras cuestiones. Le siguieron En el juego en que andamos, en 1959; Velorio del solo, en 1961 y por último, Gotán, en 1962, que marcó un punto de inflexión en la vida del autor al empezar a distanciarse de la línea del Partido Comunista. En 1963 fue a la cárcel por pertenecer a dicho partido. Luego de su paso por prisión, sus ideas se fueron aproximando al peronismo revolucionario.

Entre 1966 y 1974, Gelman ejerció su labor de periodista en varias revistas y diarios como Confirmado, Panorama, La Opinión, Crisis y Noticias.

En el golpe de estado de 1976, el escritor se encontraba fuera del país para denunciar la violación de los derechos humanos del gobierno de Isabel Perón. A pesar de ello, y del régimen establecido como terrorismo de estado, Gelman volvió brevemente para marcharse de nuevo y exiliarse a distintos países como en Roma, Madrid, Managua, París, Nueva York y México, donde pasó la mayor parte de su exilio, estableciendo allí su residencia.

Otras de sus obras poéticas destacadas son: Los poemas de Sidney West, en 1969;  Fábulas, en 1970; Salarios del impío, en 1993; Sombra de vuelta y de ida, en 1997; Incompletamente, en 1997  y Salarios del impío y otros poemas, en 1998. Aquí tienes uno de sus poemas:

Lo que cava

La sangre corcovea
en todos los rincones, en
el alma superior, en su orgullo,
en los perros con olor a furia.
El ser amado convierte
la humillación en asombro y vengo aquí
para decir que te amo. El domingo
del payaso prueba la desolación.
La emoción contra la pared
espera que la fusilen.
Nuestros cuerpos conocen esa pared.
Es una atadura del sol
que cava y cava.

A lo largo de su carrera obtuvo diversos premios como el Premio Nacional de Poesía en Argentina en 1997, el premio Juan Rulfo en 2000, el Premio Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde en 2004los premios Iberoamericano Pablo Neruda y Reina Sofía de Poesía en 2005, y el Premio Cervantes en 2007.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s